Cuando empecé a ser copywriter quería contarlo a todos y me costaba encontrar el término correcto para decir lo que hacía sin que tardara más de 5 minutos (y todos sabemos que sólo tenemos siempre cinco minutos para perder).

Así que fui yo (y creo muchos) que empezamos a decir, “creo contenidos”, “hago contenidos web” como para que en tres palabras dar una idea de mi trabajo diario por los últimos nueve años.

Pero la verdad… es hora de confesar!

Primero empecemos a entender qué es crear contenidos.

Según Wikipedia, crear contenidos es la contribución de la información a cualquier medio y especialmente a los medios digitales para un usuario final o público en contextos específicos. El contenido es “algo que debe expresarse a través de algún medio, como el habla, la escritura o cualquiera de las diversas artes” para la autoexpresión, distribución, comercialización y / o publicación.

Formas típicas de creación de contenido incluyen el mantenimiento y actualización de sitios web, blogs, fotografía, videografía, comentarios en línea, el mantenimiento de cuentas de redes sociales y edición y distribución de medios digitales.

Eso es correcto y describe (parcialmente) lo que hago.

El tema es que copywriting es DIFERENTE.

Y porque es DIFERENTE es la habilidad que todo emprendedor o marca necesita para diferenciarse.

Para poder contarte por qué te conviene siempre tener un copywriter amigo (o escribir copy en su defecto) aclaremos qué significa copywriting.

Copywriting (o redacción web españolizando el concepto) es el acto de escribir texto con el propósito de generar reconocimiento de marca, publicidad u otras formas de comercialización. El producto, llamado copia, es un contenido escrito que tiene como objetivo aumentar el conocimiento de la marca y en última instancia persuadir a una persona o grupo para tomar una acción en particular.

Los redactores ayudan a crear carteleras, folletos, catálogos, canciones o jingles, anuncios de revistas y diarios, cartas de las ventas y email marketing, entre otras cosas.

Son generalmente conocidos como escritores de contenido de sitios web si su trabajo aparece principalmente en Internet (Como yo, wii!). Un escritor de contenido ayuda a crear anuncios en línea, páginas web, boletines de correo electrónico, blogs y medios sociales.

Entonces, ¿se entiende la diferencia?

Un copywriter usa el contenido no solo para difundir una información o idea de forma creativa sino también para generar una reacción en la audiencia (que en general es relacionada con la venta o comercialización de un producto).

Por eso si estás leyendo esto te pregunto, en tu sitio web, en la comunicación con tus clientes (potenciales y actuales), ¿cuánto es contenido y cuanto es copywriting?

Este próximo 25 y 26 de Octubre en Buenos Aires estaré dando una clinica junto con otra colega copywriter enseñando de forma práctica cómo crear contenidos que impacten y vendan.

Hay muy pocos lugares disponibles, me encantaría que estés ahí.

Aquí podés inscribirte

Comments

Recibí un correo al mes!

Enterate de novedades, cursos, videos y cualquier cosa que funciona en email marketing y copywriting.

Gracias por suscribirte!