Hace tiempo que quería escribir sobre esto ya que noto siempre confusiones o “miedos” a la hora de cotizar o enviar un presupuesto a tu potencial cliente.

Hay trabajos freelance que son más fáciles de cotizar. Tal vez porque son más cuantificables o simples de expresar en un presupuesto. La creación de contenido a veces es así y a veces no, ya que puede incluir muchos items dentro de un mismo trabajo. Por eso me pareció importante compartir 7 tips para tener en cuenta a la hora de realizar una cotización.

7 tips para tener en cuenta a la hora de realizar una cotización:

1. Usar plataformas seguras. Si estás empezando, si tenés dudas si te van a pagar o no, lo mejor es trabajar con conocidos (aunque también hay riesgos) o realizar trabajos a través de plataformas diseñadas para esto (y seguras) como Upwork, Trabajofreelance, Workana, Nubelo y demás. Esto es importante porque te va a dar tranquilidad y te permitirá armar un timeline concreto y poner toda tu atención en el proyecto sabiendo que vas a cobrar al final.

2. Pedir adelanto. Excepto que el proyecto sea muy chico (como escribir uno o dos artículos) siempre recomiendo pedir un adelanto (en general del 50% del presupuesto) que te permitirá tranquilizarte y emocionarte para terminar el trabajo (y cobrar el resto 🙂

3. Complejidad del proyecto. Esto me pasó por experiencia. Si el proyecto es largo (como por ejemplo crear el contenido de un sitio desde cero) o tiene muchas partes lo mejor es dividirlo en pequeños pasos o “milestones” que te ayudarán a ser más realista con las fechas, a recibir el dinero en forma parcial y a entregar un mejor trabajo sin cansarte o desmotivarte en el camino.

4. ¿Cómo cobrar? En general lo mejor es Paypal (y podés comprar con paypal en muchos lugares o conectar la cuenta con una tarjeta Payoneer y usarla). Lo bueno de la tarjeta Payoneer es que es gratis, muy fácil de aplicar y funciona como una tarjeta de débito. Acá te dejo más info.

5. ¿Cuánto vale TU hora? Esto es la base del presupuesto. Es importante que tengas en mente cuánto vale tu hora de trabajo y cuánto creés que vas a dedicarle al proyecto. Este número no tiene que ser el definitivo (en los siguientes puntos te pongo otros conceptos a tener en cuenta) pero si tiene que ser el punto de referencia a la hora de enviar una cotización.

6. Buena experiencia para todos. Muchos freelancers a la hora de comenzar a trabajar y por falta de experiencia o porque quieren conseguir algo a toda costa realizan cotizaciones muy bajas. No hay problema con esa estrategia, es muy válida. Lo que es importante es que te sientas cómodo con el número que cotizaste. Tené en cuenta que tu reputación se juega allí. No te desmotives o dejes el trabajo solo porque después de cotizar sentís que no estás cobrando nada. A veces es mejor proponer un valor justo que te de ganas de continuar con el trabajo y te sientas contento al hacerlo.

6. ¿El proyecto te atrae? Esto también es importante y afecta al número final. Si te encanta el proyecto y darías lo que sea por trabajar allí (por ejemplo, yo limpiaria la tinta caida del suelo por estar entre los guionistas de Los Simpsons 🙂 armá una cotización baja. Ahora, en el otro extremo, el proyecto no te interesa, te resulta aburrido, poné un valor que te motive lo suficiente como para entregar en tiempo y forma.

7. ¿Cuándo sería la fecha de entrega? Una de las cosas más importantes es cumplir con nuestra palabra. Tené en cuenta a la hora de cotizar cuándo sería la entrega y nunca te comprometas a algo que internamente sepas no vas a llegar. Es mejor extenderla y “sorprender” gratamente a tu cliente que al revés.

Espero que estos consejos te ayuden. Ponelos en acción y después contame cómo resultaron.

 

>> Recursos Extra: El otro día paseando por la web encontré una “calculadora” que te da una idea de cómo cotizar. Aquí te lo dejo que puede serte muy útil

marina

Comments